viernes, 3 de febrero de 2012

Planes de futuro tras mi viaje a Marruecos: crónica viajera

Asilah y sus inconfundibles casas bañadas en azul y blanco

Todo lo bueno, al igual que todo lo malo o todo lo mediocre que nos sucede en esta vida plagada de incógnitas, tiene un pistoletazo de salida y un inexorable final. El altivo contacto con Marruecos dio comienzo en Tánger, y se evaporó en Marrakech como las dunas del desierto tras una tormenta de arena. En este intervalo de dos semanas me ha dado tiempo para olisquear el cambio cultural, social y económico que supone cruzar un charco de apenas 14,4 kilómetros, 14.400 míseros metros que para algunos supone la diferencia entre vivir o morir con dignidad.

Antes de mi marcha planifiqué el viaje a Marruecos delineando su itinerario a carboncillo, sin cerrarme ninguna puerta y accediendo desde el principio a cambiar de planes sobre la marcha. Chefchaouen y Meknes se unieron a la lista, mientras que Casablanca tuvo que caerse a la espera de que el futuro le depare una nueva oportunidad.

Vistas del océano Atlántico desde la kasbah de Rabat

He visto la claridad del océano desde lo alto de la kasbah de Rabat, he convivido con una familia marroquí sin apenas sustento en Meknes, he sufrido en carne propia las tretas de todo ser viviente que se alimenta del turista, me han ofrecido más chocolate que en Bruselas y me he dejado engullir por los laberintos de la medina de Fez. Tantas experiencias juntas, unidas con un magro cordón, han tejido un radiante colgante del cual va a ser difícil desprenderme. Como el sudor, Marruecos se ha adherido a mi solapa como una sabandija, causando en mí una atracción y una repulsa a partes iguales. Y eso, creedme, engancha.

Sé que no podría sobrevivir una larga temporada en este país, pues mi forma de ver pasar el tiempo es tenue y pausada, sin esa prisa, desasosiego y mentalidad que un buen nómada necesitaría para adaptarse a este medio tan poco occidental. No es menos cierto, sin embargo, que como la mirada de un recién nacido, es imposible no quedarse absorto al comprobar que cada segundo vale su peso en oro. A mí me llama lo diferente, las propuestas arriesgadas, las fusiones de una o varias ideas que convergen en un destino incierto y, en ese sentido, Marruecos no me ha defraudado en absoluto.

Dentro de las infinitas murallas de la medina de Fez

Debo admitirlo, me gustan los retos afanosos; no sé si es por eso o porque, después de finalizar El péndulo de hielo, debo saciar esa gula literaria que se adosó a mis yemas tras mi viaje a Nueva Zelanda. Dejando de lado esta trivial divagación, algo en mi interior me empuja al precipicio en el que se convierte cualquier nuevo proyecto. A pesar de no tenerlo decidido por completo, todo indica que me voy a embaucar en una nueva tarea, desconocida para mí hasta la fecha: la crónica viajera. Son tantos los detalles a narrar, y tan extraño en esta época conseguir vender un reportaje, que probablemente me lance a escribir un libro, no muy extenso, de mi periplo por Marruecos.

Mi intención es la de aunar mi visión del país con su realidad, ahondando en el ayer de los destinos visitados y tratando de encontrar un nexo de unión entre el pasado y el presente. En un principio me lanzaría a publicarla por mi cuenta en digital y, dependiendo de la aceptación de la misma, vería más adelante la viabilidad de transformar esos ceros y unos en papel. No obstante, si alguna editorial se interesara por el libro, no habría inconveniente en acercar posturas para lanzarlo, a ser posible, en ambos formatos.

Vendedor de especias y dulces en el zoco de la ciudad de Marrakech

Si os atrae la propuesta, queréis ser parte de ella y queréis publicitaros en forma de patrocinadores, no dudéis en contactar conmigo. En cuanto a vosotros, lectores, si os seduce la idea de conocer Marruecos a través de mis ojos, hacédmelo saber; ése será el último empujón que me hace falta para ponerme manos a la obra.

23 comentarios:

rebienvenidos, a ver cuando nos contais más en detalle todo.

un abrazo fea

No te preocupes, Sergio, pronto quedaremos para ponernos al día. ¿Te gustaría poder leer su crónica viajera?

Por lo que avanzas seguro que va a ser interesante. Ánimo y adelante.

Bienvenido otra vez!
Lo de escribir un cuaderno de viaje lo conozco :-) pero los míos están centrados en nuestro propio periplo con información de los sitios visitados y alguna que otra curiosidad. Eso sí, si a ti te va bien habrá que replantearse el estilo ;-)
También me lance a la publicación digital, también en papel, pero esa se vendió poco ;-) Cuadernos de viaje - Oriente Próximo gratuito en descarga directa!

El Guisante Verde, gracias por tu comentario. Me alegra escuchar que te gusta la idea, es un honor viniendo de unos viajeros como vosotros.

JAAC, lo mío pretende ser un libro de viajes sobre Marruecos, uniendo mis vivencias y lo que he sido capaz de absorber del país para mezclarlo con el pasado que han vivido los destinos visitados. Nunca se sabe qué te puede llevar al éxito, pero no tengo pensado incluir datos para usarlo como una guía. Para eso están los blogs y allí los anotaré. Utilizaré mi estilo propio, cargado de poesía, y trataré de lanzar un texto de garantías.

Algún día tendré que echarle un vistazo a tu libro, porque Oriente Próximo es un lugar que tiene un atractivo especial.

Un saludo para los dos!

A mí me gusta tu estilo, creo que es diferente a lo que he leido generalmente, es algo más personal y cercano. Mucho ánimo y suerte.

Me alegro que te guste mi estilo, Maitane. Trataré de no parecerme a nadie y ser fiel a mi forma de ordenar las palabras.

Muchas gracias por tu apoyo. Un saludo.

Ánimo! Claro que nos interesa conocer Marruecos de tu mano! Adelante con los buenos proyectos! Y si necesitas cualquier cosa ya sabes que te intentaremos ayudar en lo que podamos

Ahora toca viajar
Te agradezco tu apoyo y tus ánimos. Significa mucho para mí comprobar que hay gente que espera algo de mis proyectos futuros. Todavía no sé qué haré, pero os mantendré informados.

Un abrazo.

desde luego que preciosidad de sitios, un mundo por descubrir, pero... como haces con el idioma? :)

en respuesta a Manipuladora de alimentos
En este caso tuve la suerte de contar con una intérprete, pues la persona que me acompañó en el viaje habla francés. El idioma, no obstante, pasa a un segundo plano cuando realmente necesitas conseguir algo. Llegar hubiera llegado a los sitios, aunque probablemente me hubiera salido más caro por no tener las herramientas para poder expresarme con soltura. De todas formas, a veces es bueno volver a las raíces y emplear la expresión facial o valerte de los gestos para hacerte entender.

Un saludo.

Kaixo Xabier!

También te animo a que te lances de cabeza en el proyecto. Y tal como te dicen más arriba, si necesitas ayuda, no dudes en pedirla.

Saludos!

Kaixo mil camins!

Gracias por el apoyo que me brindas para llevar a cabo este proyecto. Veremos si al final me decido a dar forma a esta crónica viajera, porque no quiero desperdiciar todos los apuntes del cuaderno.

Un saludo.

Mucho ánimo Xabier, tiene muy buena pinta. Tu viaje por Marruecos me ha traído muy buenos recuerdos, adoro este país. Si necesitas ayuda, me sumo a los comentarios anteriores, encantada de echar una mano.

Saludos y mucha suerte!

Gracias por los ánimos. Lo bueno de los viajes es que siempre nos acordamos de ellos cuando alguien nos susurra al oído sus historias.

Empezaré a documentarme a ver si lo veo viable.

Un saludo.

Hola Xabi!!Me parece muy buena idea el contar cómo es un país desde tus vivencias!!Y Marruecos que es tan diferente... !!! Lo apoyo totalmente!!! Mucho ánimo!!!

Gracias por tu comentario, Miriam. Poco a poco me voy concienciando del proyecto. Pronto sabré si me lanzo a dar el salto. Os mantendré informados.

¡Un saludo!

Me encanta cómo nos trasladas a los diferentes destinos de una forma atractiva e interesante, y por supuesto te animamos a que lo sigas haciendo en todos los formatos posibles.

Sigue con tu inquietud y mucha suerte!

Un abrazo.

Es una suerte tener el apoyo de 'Está en tu mundo'. Gracias por tus palabras de aliento, Cristina, trataremos de no decepcionaros.

¡Un abrazo!

Una idea muy chula e interesante.Veo mucho fondo en lo que escribes.Sigue asi y animo !!!

Muchas gracias por el comentario. Haré lo posible por seguir trabajando de este modo.

Un saludo.

Ánimo Xabi! Nunca he visitado Marruecos, así que tu libro puede ser una excusa... ;)

Gracias por tus ánimos, Meritxell. De todas formas, te aviso que mi visión de Marruecos puede no ser la correcta, aunque trataré de describir todos los sentimientos que este país me produjo.

¡Un abrazo!

Publicar un comentario en la entrada

Yo escribo, tú lees. Tú escribes, yo respondo. ¡Dialoguemos!

 
xmlns:fb="http://www.facebook.com/2008/fbml" xmlns:og="http://opengraphprotocol.org/schema/"